Durante el evento se proyectó el documental “Taro: el eco de Manrique” y se realizó un coloquio entre su director, Miguel G. Morales y Fernando Gómez, presidente de la Fundación César Manrique

La sala Andrómeda acogió en la tarde de ayer su segundo acto conmemorativo dentro del 40º Aniversario de la Inauguración de Lago Martiánez.

En esta ocasión, la empresa concesionaria de los bares y restaurantes del Lago, Ocio Costa Martiánez,  sorprendió a los asistentes con la proyección del documental “Taro: el eco de Manrique” dirigido Miguel G. Morales.

Con un público expectante, la obra de Morales fue la encargada de relatar la historia del pintor, escultor y arquitecto lanzaroteño, César Manrique, quien defendió con sus obras los valores medioambientales de Canarias.

De esta forma, el reportaje comenzó con el fallecimiento del artista y la forma que tenía de ver la vida a través de los diversos testimonios de personas que lo acompañaron durante sus años de vida incluyendo incluso, declaraciones de Manrique sobre su realidad: “siento una profunda pena de ver lo barato que es el ser humano. Con los años me he dado cuenta de que es bastante peligroso porque puede destruir todo en poco tiempo”

Tras la visualización del mismo, se realizó un coloquio entre el director de la obra y Fernando Gómez, director de la Fundación César Manrique.

Desde el punto de vista de Gómez “Manrique fue un extraordinario pedagogo y su naturaleza propia no tenía fracturas, era transparente. El verdadero hombre de la cultura libre es el que mide las consecuencias de lo que dice y Manrique no media las consecuencias porque creía en lo que decía”

Asimismo, durante su intervención matizó que Manrique era una persona utópica. “El motor de su vida era la estética y la felicidad porque entendía que la belleza nos hacía mejores seres humanos y por eso, siempre veía el potencial de las cosas”.

Por su parte, Miguel G. Morales señaló que “este documental está basado en varios archivos para que fuese el propio César Manrique el que pudiese contar como era. Sinceramente, me he identificado y llegado a entristecer por la frustración que tenía que sentir en determinados momentos”

Tras el turno de preguntas, el director de Ocio Costa Martiánez, Ruymán Hernández, afirmó que “lo importante es dejar huella en el camino y César Manrique lo ha conseguido”. Asimismo, agradeció la presencia de los asistentes y en especial a la Fundación César Manrique por haberse involucrado en el 40º Aniversario.

El acto contó también con la presencia de Sandra Rodríguez, primera teniente de alcalde del Ayuntamiento del Puerto de la Cruz y concejala de Hacienda y Cultura quien destacó que “vivimos en una sociedad en la que las personas con especial sensibilidad no son valoradas. Personas como Manrique, que han sido pioneros en sus sueños y en la forma de entender la vida. Hemos seguido avanzando y creciendo pero tenemos mejorar para las generaciones futuras. Manrique era un filósofo de la arquitectura y nosotros hemos desarrollado una sociedad en la que, a veces, lo que construimos nos agobia o estorba”.

En forma de llamamiento, Rodríguez señaló que el Lago Martiánez no son piscinas. “Cuando se entra en este complejo estamos ante una obra de César Manrique y esto hay que defenderlo. Por eso, desde el Ayuntamiento, de forma conjunta con el Cabildo, estamos realizando todo lo posible para que su mantenimiento sea el mejor posible.

Al finalizar el encuentro, Ruymán Hernández, como director de Ocio Costa Martiánez  y la primera teniente alcalde, Sandra Rodríguez, entregaron una distinción a Fernando Gómez y Miguel G. Morales.

El próximo 26 de octubre tendrá lugar la siguiente conferencia impartida por Salvador García Llanos, exalcalde del Puerto de la Cruz y presidente de la Asociación de la Prensa de Tenerife.

Para más información sobre los próximos actos puedes consultar el calendario de eventos

Pin It on Pinterest